obesidad, inteligencia, calidad de vida

obesidad, inteligencia, calidad de vida

www.neomundo.com.ar

La obesidad afecta múltiples aspectos de la salud y de la calidad de vida de las personas, pero la buena noticia es que muchos de los daños se pueden revertir. Los individuos que pierden peso mejoran la memoria y la concentración, concluyó una investigación.

"Uno de los aspectos de la obesidad es que, a diferencia de otras patologías, se puede hacer algo para arreglarla. Como algunos de sus efectos son reversibles entonces realmente podemos hacer algo, es decir que hay una oportunidad para que los individuos con dificultades en la memoria o la concentración mejoren en poco tiempo", afirmó John Gunstad, de la Universidad Estatal Kent (Estados Unidos).

Sus conclusiones fueron publicadas en la revista especializada en la materia Surgery for Obesity and Related Diseases.

La obesidad actualmente afecta al 10% de la población a nivel mundial. Esta patología incrementa el riesgo de sufrir múltiples problemas de salud y afecta fuertemente la calidad de vida. Además de interferir con la memoria, promueve los problemas cardíacos, accidentes cardiovasculares, diabetes tipo 2, artritis y depresión, entre otros.

MENOS PESO, MÁS MEMORIA. Gunstad se planteó investigar la influencia de la obesidad en la memoria al notar que los pacientes con obesidad cometen las mismas equivocaciones, es decir que caen en los mismos errores mentales. Para indagar en el tema trabajó con 150 participantes. 41 de ellos todavía eran obesos y 109 habían bajado mucho de peso gracias a una cirugía bariátrica. "Las personas que pasaron por una cirugía perdieron mucho peso en poco tiempo, por lo cual constituyen un buen grupo para estudiar", dijo el especialista.

Los investigadores siguieron la salud de los voluntarios por más de dos años y les realizaron pruebas cognitivas relacionadas a la memoria y la concentración. Estos tests se hicieron en distintos momentos a lo largo del tiempo.

Gunstad observó que los voluntarios que habían bajado de peso mejoraron su memoria, concentración y capacidad para resolver problemas. "Sabemos que los individuos que mejoran su salud cardiovascular y su corazón también logran mejorar el estado de su cerebro. Aún si tomamos a adultos jóvenes y los ponemos en un esquema de ejercicios, su memoria y concentración son más agudas al finalizar el programa", dijo es especialista.

Más información de salu y ciencia en el sitio web http://www.neomundo.com.ar