La terapia psicológica de atención y conciencia del presente se basa en la meditación budista.

La terapia psicológica de atención y conciencia del presente se basa en la meditación budista.

Enfocar la atención y la conciencia en el momento presente, una actitud que en inglés se denomina mindfullness, alivia la ansiedad y la depresión en las personas con cáncer.

Una investigación realizada por la Universidad Aarhus (Dinamarca) y la Sociedad para el Cáncer de Dinamarca encontró que la terapia psicológica basada en la conciencia del presente fomenta la tranquilidad en los pacientes con cáncer. Estas conclusiones fueron publicadas en la revista Journal of Consulting and Clinical Psychology.

El cáncer suele afectar el estado de ánimo de las personas, al punto que entre el 34% y 40% de ellos desarrolla ansiedad y depresión. En el primer año posterior al diagnóstico hasta el 50% tiene síntomas de depresión severa.

Los especialistas que realizaron este estudio citaron investigaciones previas que concluyeron que la depresión aumenta el tiempo de internación y la mortalidad en las personas con cáncer, por lo cual subrayan la importancia de encontrar métodos que mejoren el estado de ánimo de los pacientes.

Con ese objetivo Jacob Piet, psicólogo a cargo de la nueva investigación, revisó 22 estudios que evaluaron el efecto de la terapia basada en la conciencia del presente. En total estos trabajos científicos incluyeron a más de 1.400 personas con cáncer.

Piet y su equipo encontró que los tratamientos evaluados constituyen una forma efectiva y barata de controlar la ansiedad y la depresión en las personas con cáncer, por lo cual mejoran sustancialmente su calidad de vida. Los especialistas subrayaron que este efecto positivo duró al menos seis meses después de aplicada la terapia.

DE QUÉ SE TRATA

La terapia psicológica de atención y conciencia del presente (mindfullness) se basa en la meditación budista. Utiliza diversas técnicas y ejercicios para enseñar a las personas a ser más conscientes de la vida a medida que sucede, es decir a centrarse en el momento en vez de preocuparse por el pasado o el futuro.

Esta terapia también busca que las personas no se juzguen a sí mismas o a sus pensamientos y sentimientos. Uno de los objetivos es que cada individuo mejore el control de su atención y logre aceptar más fácil lo que le sucede. Piet subraya que como resultado los pacientes de cáncer no se enfocan en sus pensamientos negativos y preocupaciones, y esto reduce su ansiedad y depresión.

Más información sobre salud y ciencia visitando el sitio www.neomundo.com.ar