Dime como eres y te diré tu peso.

Dime como eres y te diré tu peso.

www.neomundo.com.ar

El peso no solo depende de qué y en qué cantidades se come ya que la forma de ser cada persona influye en la silueta. Las personas con trastornos o dificultades psicológicas y con poca consciencia de sí mismos tienen un riesgo mayor de pasar por muchos ciclos de aumento y descenso de pesoa lo largo de sus vidas, concluyó una nueva investigación.

Los autores del Instituto Nacional del Envejecimiento (Estados Unidos) encontraron, por ejemplo, que la impulsividad predice problemas de peso. Los individuos con este rasgo "tienden a caer en la tentación y no cuentan con la disciplina necesaria para continuar con sus planes en medio de las dificultades y la frustración. Para mantener un peso adecuado, es típicamente necesario tener una alimentación sana y un programa sostenido de actividad física. Ambas rutinas requieren compromiso y límites. Para las personas muy impulsivas este control es difícil de conseguir".

Las conclusiones fueron publicadas en la revista Journal of Personality and Social Psychology.

PROBLEMAS PARA EL PESO.  Los autores de la investigación, que trabajaron con 1.988 individuos, comentaron que su estudio fue el primero en analizar la relación en la personalidad y los altibajos en el peso. Los voluntarios eran gente sana, con un alto nivel de educación y de ambos sexos.

Mediante diversas técnicas los científicos evaluaron sus rasgos de personalidad, incluyendo su apertura a los demás, la consciencia de sí mismo, si eran extrovertidos y agradables al trato. A su vez, su peso y medidas fueron cuidadosamente registrados en varias ocasiones a lo largo de 50 años. 

Y resultó que la impulsividad fue el rasgo de personalidad que más atentó contra una buena silueta, ya que los voluntarios con esta característica tendieron a tener un sobrepeso y a pasar por muchos ciclos de subida y bajada de peso.

También se registró esta poco saludable tendencia en las personas que disfrutan de tomar riesgos, son antagonistas, cínicos, competitivos y agresivos.

Por el contrario, los voluntarios con mucha consciencia de sí mismos logran estar más delgados y con un peso estable a lo largo de su adultez.  Más información en el sitio web http://www.neomundo.com.ar