Un medicamento y muchos efectos (Imagen H. Austral)

Un medicamento y muchos efectos (Imagen H. Austral)

www.neomundo.com.ar

Muchas personas probablemente han escuchado sobre el uso de medicamentos para otros propósitos diferentes a los mencionados en sus etiquetas, pero tal vez no sepan que eso ocurre con los fármacos que ya están tomando.

Esta es la conclusión de un reciente análisis realizado por profesionales de la prestigiosa Mayo Clinic.

Un medicamento es utilizado para otros propósitos cuando el médico lo receta para tratar una afección, antes de que lo autorice la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

En un artículo recién publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings, un grupo de expertos responde a 10 preguntas clásicas sobre el uso de los medicamentos para otros fines, distintos a los mencionados en su prospecto.

"Debido a que la FDA no regula el ejercicio de la medicina, se ha vuelto común usar medicamentos para otros propósitos diferentes a los de su etiqueta", comenta el Dr. Christopher Wittich, experto en Medicina Interna en Mayo Clinic.

Y agregó: "Tanto los proveedores de atención médica como los pacientes deben conocer los medicamentos utilizados para otros propósitos, a fin de sopesar los riesgos y ventajas antes de que el médico lo recete o de que el paciente lo tome".

A TENER EN CUENTA* El uso de los medicamentos para otros propósitos es común. Un informe descubrió en el año 2006 que dentro de un grupo de medicamentos de uso común, 1 de cada 5 recetas se extendía para otro uso no mencionado en la etiqueta. Otro estudio descubrió que alrededor del 79 % de niños que recibía el alta de un hospital pediátrico tomaba por lo menos un medicamento para otro propósito.

* Los pacientes pueden no saber cuándo toman fármacos recetados para otros propósitos diferentes a los mencionados en su etiqueta. Los autores dicen que no existe ninguna decisión judicial que obligue a los médicos a notificar, a través de un consentimiento informado, sobre el uso de un medicamento para otros propósitos.

* Un medicamento con autorización para otro propósito podría ser el tratamiento principal para una determinada afección. Por ejemplo, algunos antidepresivos no tienen la autorización de la FDA para tratar el dolor neuropático, pero algunos fármacos de ese tipo se consideran la alternativa de primera línea para el tratamiento de esa afección.

EJEMPLOS COMUNES.  Entre algunos ejemplos de medicamentos que se utilizan ampliamente para otros propósitos están la morfina, empleada de forma extensa para tratar el dolor en los pacientes pediátricos; muchos broncodilatores para inhalación, antimicrobianos, anticonvulsivantes e inhibidores de la bomba de protones que también se utilizan en niños sin la autorización formal de la FDA.

No se permite a las compañías farmacéuticas promover el uso de medicamentos con propósitos diferentes a los mencionados en su prospecto, pero sí pueden responder preguntas de los proveedores de atención médica

Este año, GlaxoSmithKline consintió en pagar una suma de tres mil millones de dólares para resolver un caso del Departamento de Justicia sobre la supuesta publicidad del uso para otros propósitos, y Merck Sharp and Dohme recibió una multa de 322 millones de dólares por la supuesta promoción del analgésico Vioxx para otros propósitos diferentes a los de su etiqueta. (Fuente: Mayo Clinic)

Más información en el sitio web http://www.neomundo.com.ar