www.neomundo.com.ar

La depresión y la tristeza que genera afectan al estado de ánimo, la alegría vivir e incluso la salud física y el riesgo de morir de las personas. Las mujeres que sufren de esta patología tienen un riesgo mayor de tener un accidente cerebrovascular, concluyó una investigación.

"Reconocer que las personas deprimidas tienen un peligro más grande de sufrir un accidente cerebrovascular puede ayudar a los médicos a tratar la depresión junto a los factores de riesgo para un accidente cerebrovascular, como la hipertensión, la diabetes y el colesterol elevado. También les puede permitir tomar cartas en comportamientos relacionados al estilo de vida, como fumar y hacer ejercicio", afirmó Kathryn Rexrode, del Hospital Brigham y Hospital de Mujeres de Boston (Estados Unidos).

DEPRESIÓN Y ACV.  La depresión se caracteriza por una tristeza profunda que persiste a pesar del paso del tiempo. Suele ir acompañada de síntomas como el insomnio, la irritabilidad, la imposibilidad de sentir placer, los cambios bruscos de peso y la dificultad para concentrarse. El tratamiento de esta patología suele requerir una terapia psicológica acompañada de fármacos.

Según la nueva investigación, la depresión en las mujeres aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV). Esta grave condición se presenta cuando una región del cerebro deja de recibir sangre, ya sea porque un coágulo bloqueó el flujo de sangre o un vaso sanguíneo se rompió.

TRISTEZA CONTRA LA SALUD.  Para analizar el vínculo entre estas dos patologías los autores trabajaron con 80.574 mujeres de 54 a 79 años de edad. Rexrode estudió si sufrían de depresión y si habían desarrollado esta patología en el pasado.

Y resultó que las mujeres con un pasado de depresiones tenían un riesgo 29% mayor de sufrir un accidente cerebrovascular. Este peligro fue incluso más grande en aquellas que tomaban fármacos antidepresivos ya que rondó el 39%. Rexrode consideró que estos medicamentos indican la gravedad de la depresión y aclaró que no cree que "estos fármacos sean la causa primaria del riesgo. Nuestra investigación no sugiere que las personas deban dejar de lado su medicación para reducir el peligro de un accidente cerebrovascular".

"La depresión puede evitar que los individuos controlen otros problemas médicos como la diabetes y la hipertensión, tomen sus medicamentos de manera regular o sigan un estilo de vida saludable. Todos estos factores incrementan el riesgo", recalcó.

Más información en el sitio web http://www.neomundo.com.ar