Ejericio hoy, mejor vida mañana.

Ejericio hoy, mejor vida mañana.

www.neomundo.com.ar

Hacer actividad física en la mediana edad disminuye fuertemente el peligro de desarrollar patologías crónicas en la vejez.

Un estudio realizado por el Instituto Cooper (Estados Unidos) encontró que incluso un poco de ejercicio moderado es suficiente para sentir los beneficios dos décadas después. Por otro lado, el buen estado físico a la mediana edad no parece tener un efecto fuerte en la expectativa de vida.

Estas conclusiones fueron publicadas en la revista Archives of Internal Medicine.

EFECTOS A LARGO PLAZO.  Para llegar a dichas conclusiones los expertos trabajaron con 14.726 hombres y 3.944 mujeres que, al comenzar el estudio, tenían 49 años de edad y una buena salud. Benjamin Willis, epidemiólogo a cargo de la investigación, midió su estado físico y luego, durante 26 años, siguió de cerca su estado de salud.

Entre 1970 y 2008, el experto registró el surgimiento de ocho patologías crónicas: enfermedad de Alzheimer, cáncer de colon o pulmón, enfermedad renal crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca isquémica, diabetes e insuficiencia cardíaca.

Los expertos notaron que ″un buen nivel de actividad física en la mediana edad se asocia fuertemente con una menor incidencia de enfermedades crónica décadas después″. Willis recalca que incluso un poco de ejercicio es suficiente para disminuir el riesgo de desarrollar las ocho patologías estudiadas.

El experto aclara que tener un buen estado físico en la mediana edad mejora un poco la expectativa de vida, pero esta asociación no es tan fuerte como en el caso de las enfermedades crónicas. "En comparación con los participantes con el peor estado físico en la mediana edad, aquellos con hacían más actividad física pasaron una gran proporción de sus últimos cinco años de vida sin la carga de las patologías crónicas", enfatiza.

MÁS INFORMACION EN WWW.NEOMUNDO.COM.AR