Dobla los párpados hacia afuera y chequea si se ven muy pálidos. Si es así, puede que sufras de una baja de hierro, lo cual es muy común en las mujeres debido a las pérdidas de sangre menstruales, aunque los hombres también pueden padecer de anemia. También controla el color de la piel, los latidos de corazón acelerados y un cansancio excesivo.

Solución: controla tus niveles de hierro y consume alimentos ricos en hierro y vitamina C, que es necesaria para absorber el hierro de tu dieta.

Los alimentos ricos en hierro son: carnes rojas y huevos. Entre los alimentos ricos en vitamina C se encuentran el kiwi, pimientos, bayas, cítricos, tomates y repollo verde.