Tan simple como aplicar miel en la zona quemada y notarás alivio enseguida. Además, recientes estudios han demostrado que la miel cura las quemaduras en menos de cuatro días por sus propiedades antimicrobianas y antisépticas.