Ponte una bolsita de té húmeda en la cavidad para que deje de sangrar o en la encía sobre la muela que le duele. Este truco funciona debido a que el ácido tánico del té adormece y actúa como una anestesia natural, y también ayuda a la sangre a coagular.