¿Por que más y más adultos tienen frenos?
En años recientes los frenos se han vuelto menos notorios y más y más adultos los usan por una variedad de razones. Algunos adultos quieren corregir problemas de sus dientes ó mandíbula, antes que les causen serios o posteriores daños. Otros quieren sentirse mejor con su apariencia solucionando sus necesidades cosméticas que han tenido por años. Tome en cuenta que aún los problemas cosméticos pueden causar daños reales a través del tiempo. No tener apropiadamente alineados los dientes y mandíbulas puede causar un desgaste natural prematuro de los dientes, caries y enfermedades de encías avanzadas, dentaduras u otras soluciones reconstructivas e incluso extensas cirugías para corregir problemas serios.

Las nuevas técnicas y ventajas de los frenos transparentes y menos notorios, permiten que más adultos estén usándolos para corregir:
-Espacios entre los dientes (Diastemas)

-Dientes apiñados – mal alineados

-Sobre mordida

-Mordida Cruzada

¿Cómo sé si los frenos de adulto son correctos para mí?
Si piensa que puede beneficiarse de los frenos pida a su dentista la recomendación de un ortodoncista - el especialista dental que corrige los dientes que no están alineados apropiadamente. El ortodoncista revisará sus dientes y si lo requiere, tomará una radiografía para estudiar la estructura ósea. Basados en este diagnóstico él recomendará un tratamiento adecuado. A pesar de que los frenos son la opción más común para corregir los dientes desalineados, el ortodoncista puede decirle si le beneficiará más cualquier otro tipo de tratamiento de ortodoncia como los mantenedores removibles, aparatos de ortodoncia extra-orales y de alineación, etc.